jueves, 8 de diciembre de 2011

MODA VEGANA

En esta vida tengo varias pasiones. Además del crudiveganismo, qué sí, para mi es una pasión, tengo otros intereses como viajar. A veces pienso que me encantaría tener un trabajo que me llevara por todo el mundo, no solo para ver otros lugares, sino para conocer gente diferente, con otras culturas y estilos de vida.
Crudiveganismo, viajar... y también la moda y la fotografía. En este post quiero hablaros de moda.


Por qué es tan difícil encontrar ropa, calzado o complementos veganos con algo de estilo? Desde hace dos años a ahora, tiempo que soy vegana, solo he encontrado artículos con muy poco gusto... por no decir "garrulos".


Si además de vegana quieres comprar a artesanos o productores a pequeña escala, a veces, la cosa se convierte en un verdadero calvario. Especialmente con los zapatos.


Hoy estoy especialmente contenta, o quizá debería estarlo a medias... os explico. Desde siempre me han gustado las cazadoras "moteras", las tradicionales "de piel". Yo antes las tenía. Solo soy vegana desde hace 2 años, pero antes las gastaba aunque miraba que la piel fuera de vacuno, porque claro! "como todos tomamos leche y carne de vaca, pues, a la pobre vaca la tienen que matar igual". Con esto me consolaba a mi misma. Esto valía hasta que me comprometí firmemente y me quité la venda de los ojos.


En estos dos años he visto muchos vídeos sobre crueldad a los animales. Sobre las torturas y el sufrimiento que padecen los animales en las granjas. Pero hubo una imagen que vuelve a mi retina cada vez que veo una chaqueta de piel o de pelo procedente de algún animal. Una imagen que me produjo vómitos la primera vez que la vi, y que me da náuseas cada vez que me acuerdo. Aquella imagen era de una granja en la que despellejaban vivo a un animal para quitarle la piel sin estropearla.


No podemos taparnos los ojos ante ésta y otras tantas crueldades a los animales. Aquellos que me dicen "no me cuentes nada que prefiero no saber", me gustaría que se pusieran en la piel del animal torturado y pensaran en si ese animal al que arrancan la piel es su gato, o su perro. O si el centollo o la lubina que se van a comer estas Navidades fuera su pececito que nada tranquilamente en su pecera.


Hecha esta reflexión, vuelvo al motivo de mi felicidad. He encontrado un chaqueta de ese estilo VEGANA y además CON ESTILO! La felicidad es a medias porque la he comprado en una franquicia, que según mi entorno vegano, seguramente habrá sido fabricada en un país en el que se explota a las personas y a los niños, a los que se obliga a trabajar largas jornadas laborales. Puede que ahora sea yo la que no se quite la venda de los ojos...
En cualquier caso, éste es un debate muy profundo porque si no existieran estas franquicias muchos españoles no tendrían trabajo, porque estas empresas también crean puestos de trabajo aquí, en España.


Quizá habría que mirar unos cuantos años atrás, cuando el mundo se abrió a la globalización. Entonces a mi me pareció una idea estupenda y no fue hasta unos años después cuando me di cuenta de que, precisamente la globalización fue la causa del cierre de la pequeña empresa que tenían mis padres. Un taller de confección en el que he pasado mi infancia y mi juventud, y que cerró cuando no pudo hacer frente a los precios competitivos de prendas elaboradas en China. China copiaba los modelos que diseñábamos en España y los confeccionaban igual. Bueno, igual no. Dejaban mucho que desear.


Por todo esto, la compra de mi nueva chaqueta me ha aportado una felicidad a medias.




Junto a la chaqueta, mis preciosas Mayumi y Bimba

Por otra parte, también puedes encontrar prendas artesanales, veganas y con buen gusto. Os hablo del trabajo de mi amiga Auri Creativa.
En poco tiempo, trabajando en casa, ha conseguido levantar un "negocio" tejiendo con sus propias manos unos preciosos gorros. Bueno, gorros, pendientes, gargantillas, pulseras... Una artista!




Además de Auri, también presumo de otra amiga, Anabel, que, segura estoy, algún día será una diseñadora increíble. También sensible con los animales, tuve el honor de "estrenar" algunos de sus diseños. Frente a las grandes empresas que comercializan sus prendas a través de franquicias por todo el mundo, una gran apuesta, sin duda, es comprar a creadores de nuestro entorno.







7 comentarios:

  1. Me encanta Bibi, muchísimas gracias a ti y a Juan :) Se os quiere!

    ResponderEliminar
  2. Te comprendo perfectamente con tu descripción de "alegría a medias" porque comprar ropa y zapatos, se convierte para mi, en una verdadera pesadilla. Me vuelvo loca buscando "made in spain" y aún así no puedo estar segura porque es posible que compren en china y luego cambien la etiqueta. Esto va a ser muy complicado luchar contra la explotación laboral en el sector textil, a no ser que compremos precisamente en tiendas de comercio justo. Te pongo aquí el enlace de un documental, sobre este tema, que es para poner los pelos de punta!! Un besazo guapa!!

    http://www.documaniatv.com/social/china-blue-video_703d9999c.html

    ResponderEliminar
  3. Gracias KrisKasZar! Buen documental. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  4. Pues chicas, os cuento que más complicado aun es hacer moda vegana y ética. ¿Que pasa con los materiales? Sabéis de donde viene el algodón los pesticidas tan terribles que se utilizan para su cultivo, la explotación tan tremenda que sufren sus productores. Si, se puede comprar algodón ecológico y de comercio justo confiando en que lo sea, pero no olvidemos lo que contamina su transporte. Así que vamos a materiales locales como muy lejos europeos y veganos, pues nos quedamos con el lino y miramos también que las tinturas sean los más naturales posibles para que no contamine... Pues sí está muy complicado vestirse éticamente

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos, echarle un vistazo a www.vesicapiscisfootwear.com

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos, echarle un vistazo a www.vesicapiscisfootwear.com

    ResponderEliminar