lunes, 23 de enero de 2012

PIRULETAS SALADAS DE CALABACÍN

Desde que en estas navidades la empresa donde trabajo compró un montón de piruletas para los niños que iban a ver a los pajes de los Reyes Magos, últimamente veo a mis compañeros de trabajo comiendo las que quedaron de las fiestas.


Yo no como piruletas desde hace al menos... 3 o 4 años ¿Por qué? Pues porque siempre me han sentado mal. No sé si es por el azúcar, pero siempre se me hinchaba el estómago, igual que al comer chicle. 


Volviendo a la receta de hoy... con tanta piruleta a mi alrededor, se me ocurrió hacer algo que se pudiera comer con palito, pero salado, porque el dulce no me atrae en absoluto últimamente.


Y pensando en la verdura, la que más me gusta es el calabacín. Así que estaba claro. Calabacín en un palo= piruleta de calabacín. Pero claro, había que hacerla más apetecible, así que, aprovechando que esta semana ha llegado mi deshidratadora, he pensado estrenarla con mi verdura favorita.


PIRULETA SALADA DE CALABACÍN


1 calabacín
jugo de limón
sal
cebolla en polvo
mezcla de cúrcuma, cilantro, perejil y romero




Cortar el calabacín en rodajas gruesas. Pasar las rodajas por zumo de limón y luego por cebolla en polvo y la mezcla de especies y hierbas.
Poner a cada rodaja un palo de madera (los venden en los supermercados) y meter en el deshidratador. Si no tienes deshidratador, te los puedes comer tal cual. Yo los probé antes y estaban realmente buenos.







2 comentarios: